La vivienda de uso turístico en Cataluña: las casas de vacaciones

La vivienda de uso turístico en Cataluña: las casas de vacaciones

Para alquilar legalmente una propiedad para uso turístico deben cumplirse una serie de requisitos que establecen las Comunidades Autónomas y municipios donde se encuentra el inmueble, siendo distintos dichos requisitos en cada una de ellas.

En el caso de Cataluña para alquilar un inmueble para uso turístico el primer paso comienza con la necesidad de solicitar un número H.U.T., siglas que significan “Habitatge d’Us Turístic” (“Vivienda de Uso Turístico”) o licencia de uso turístico.

Requisitos para obtener licencia de alquiler de uso turístico

Los requisitos para obtener licencia de alquiler de uso turístico varían según la normativa del Ayuntamiento de cada localidad, pero por lo general será necesario cumplir con los siguientes:

  • El inmueble debe contar con Cédula de Habitabilidad (o licencia de primera ocupación). La cédula establece el número de personas que pueden ocupar la vivienda. No podrá alquilarse a más personas (a la vez) de las establecidas en el mismo.
  • Si el inmueble se encuentra en una urbanización o comunidad de propietarios que los estatutos o reglas de comunidad no prohíban el alquiler vacacional.
  • La vivienda debe contar con todos los muebles, electrodomésticos y equipamiento para ser ocupada y utilizada de forma inmediata.
  • El propietario debe facilitar un número de contacto (personal o de un representante) que debe estar operativo las 24horas.

El procedimiento administrativo para obtener la licencia de vivienda de uso turístico varía según cada ayuntamiento, así como la tasa a satisfacer, pero una vez presentada la solicitud se remitirá a la Dirección General de Turismo de la Generalitat de Cataluña que será el organismo encargado de asignar el numero H.U.T. Una vez concedido dicho número, el propietario tendrá acceso a una plataforma online donde debe registrarse cada huésped que se aloje en la vivienda, con datos personales, número de documento de identidad o pasaporte y duración de la estancia.

Tipos de alojamiento y establecimientos turísticos

Hay distintos tipos de alojamiento y establecimientos turísticos, que a su vez están sujetos a requisitos diferentes para la obtención de la correspondiente licencia:

Viviendas de uso turístico

Una vivienda de uso turístico es propiedad de una persona particular que lo alquila por días y de forma intermitente no profesional. Así, es aquella que es ofrecida, entera, por su propietario, directa o indirectamente, a terceros, a cambio de un precio, por períodos de tiempo iguales o inferiores a 31 días. Tiene que estar legalizada por el ayuntamiento correspondiente.

La ordenación municipal de usos del sector donde se encuentre ubicada la vivienda, puede limitar o condicionar este uso.

Los Estatutos de la comunidad de propietarios, inscritos en el Registro de la propiedad, también pueden limitar este uso en edificios sometidos al régimen de propiedad horizontal.

Apartamentos turísticos

Son edificios generalmente gestionados por empresas. Los apartamentos turísticos son establecimientos que prestan el servicio de alojamiento temporal en edificios (o conjuntos continuos) constituidos en su totalidad por apartamentos o estudios, como establecimientos únicos o como unidades empresariales de explotación con los servicios turísticos correspondientes. No tienen que disponer de cédula de habitabilidad.

Turismo rural

Conocido como “casas rurales”, este tipo de licencia se aplica a los alojamientos rurales que ofrecen servicios turísticos. Este tipo de negocio además de la licencia de actividad necesitan también una licencia de apertura. Se definen como aquellos establecimientos que ofrecen alojamiento en habitaciones o viviendas rurales de manera habitual mediante precio y que se hallan situados en un medio rural, fuera o dentro de un núcleo de población de menos de 1.000 habitantes, integrados en edificios existentes con anterioridad a 1.950, y respetuosos con la tipología arquitectónica de la zona.

A su vez, se dividen en 4 modalidades distintas:

  • Masia: vivienda unifamiliar fuera del núcleo de población que comparte el propietario con los turistas y donde se presta servicio de alojamiento en régimen de habitaciones y como mínimo desayuno),
  • Masoveria: vivienda unifamiliar fuera del núcleo de población que se alquila en régimen de casa entera),
  • Casa de pueblo compartida: vivienda unifamiliar dentro del núcleo de población que comparte el propietario con los turistas y donde se presta servicio de alojamiento en régimen de habitaciones y como mínimo desayuno.
  • Casa de pueblo independiente: vivienda unifamiliar fuera del núcleo de población que se alquila en régimen de casa entera.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies